Cuerdas para violoncello, un tema siempre de actualidad.

Las cuerdas para cello

Las cuerdas en el cello son un tema, por lo cual, los violonchelistas nos pasamos más tiempo que los otros cuerdistas en tratar de encontrar las cuerdas adecuadas a nuestro sonido buscado, nuestra forma de tocar, y el instrumento que logramos poseer.

Apenas un alumno compra un violonchelo de estudio, el profesor le pide que cambie las cuerdas que trae, en general unos alambres chinos de pésima calidad. Inmediatamente, el instrumento crece notablemente. El sonido mejorado hace que el alumno no se decepcione tanto al recorrer la empinada curva de aprendizaje del instrumento.

Las cuerdas de violonchelo de calidad son caras. Es más, algunas son carísimas! La gran ventaja es que, a diferencia de las de los violines y violas que duran meses, las nuestras pueden durar años, con el correcto mantenimiento. Por eso es bueno elegir una marca de las que tienen mejor reputación, además de que son las que mejor suenan con toda seguridad.

Las marcas suelen ofrecer en estos tiempos de alta tecnología varios tipos de aleaciones de metal y otros materiales en la confección de sus cuerdas. En qué se diferencian? Más que nada en tres factores: brillantez (u opacidad), proyección y comodidad. Las que son de acero, en distintas combinaciones con otros metales, son netamente brillantes, y realzan esas frecuencias. Las graves son más finas, haciéndolas mas fáciles de tocar. Las que son de nylon o tripa, son más opacas, y son mucho más blandas, aunque sean más gruesas. Las hay de plata, de tungsteno, de wolframio, de acero-cromo.

Si bien marcas ahora hay muchas más que antes, las tradicionales siguen siendo Pirastro, Thomastik-Infeld, and Larsen. Las Thomastik fueron las primeras de acero, allá por los años 40, y la mayoría de los profesionales las adoptaron en virtud de que los instrumentos modernos comenzaron a precisar más volumen y tensión, y estas cuerdas eran perfectas para esto. Con el tiempo, aparecieron las Pirastro del mismo tipo, y luego las Larsen que terminaron siendo las preferidas de los solistas, en especial para las dos primeras, con gran proyección y un sonido perfecto en las regiones agudas.

En general, las cuerdas se ofrecen en todas las marcas y modelos en un amplio rango de calibres y tensiones. Esto no es poca cosa, ya que cuanto más calibre tenga una cuerda, sonará más consistente, pero perderá respuesta al arco. Y viceversa. La situación es así: uno debe encontrar la cuerda que lo haga sentir cómodo al tocarla, pero que tenga un sonido adecuado al instrumento que posee. SI el cello es oscuro, conviene darle brillantez. Si es muy brillante, una cuerda más profunda será lo adecuado. Pero es más una cuestión de gusto y comodidad, que otra cosa. Uno pasa todo el día con los dedos en las cuerdas cuando es profesional, y si esta situación no es confortable, imaginen qué se siente…

Una posibilidad que muchos violonchelistas eligen es combinar cuerdas de un set con las de otro, incluso de diferentes marcas. Esto es interesante, porque se aprovechan las fortalezas de cada una, minimizando las debilidades. Por ejemplo, las Jargar, un set elegido por la mayoría de los estudiantes por su precio, no siempre combinan bien con otras marcas, por lo cual se usan en juego completo. Pero las Larsen son ya desde hace mucho tiempo las favoritas para las agudas, manteniendo Thomastik su reinado en las cuerdas graves, más que nada porque las versiones de tungsteno son imbatibles en cuando a volumen y enfoque del sonido de cualquier instrumento de calidad. Además, son muy durables. Es el set combinado que usan la mayoría de los profesionales.

Estamos esperando que se traigan al país las cuerdas de Fortune Strings, que tuvimos el gusto de poder probar en su versión Charm (tienen otra línea, las Opal, tope de gama). Nos encantaron estas cuerdas, es más, las seguimos usando todos los días en la orquesta, debido a su parejo sonido y su calidad realmente buena para ser cuerdas de estudio. Con el tiempo que va pasando, notamos su durabilidad. Nos gustaría mucho probar las Opal, ya que prometen ser de gama alta, comparables con las top de las líneas lideres en el rubro. Les recomendamos que escriban a Fortune Strings para que apuren su llegada al pais, o al menos que puedan ofrecer un envío desde otros países vecinos que ya las tienen. Su precio es bueno, ya que están fabricadas en China, pero el diseño y los estándares de calidad son europeos, la empresa esta basada en España.

 

Combinaciones de cuerdas de cello más utilizadas

DO 4ta cuerda SOL 3ra cuerda RE-2da cuerda LA-1ra cuerda
1 Spirocore Tungsten Spirocore Tungsten Larsen Larsen
2 Chromcor Chromcor Dominant Dominant
3 Spirocore Tungsten Chromcor Chromcor Larsen
4 Spirocore Silver Spirocore Silver Larsen Larsen
5 Helicore Helicore Evah Pirazzi Evah Pirazzi
6 Evah Pirazzi Evah Pirazzi Larsen Larsen

Las más destacadas cuerdas para violonchelo

Larsen


No es raro que comencemos con la cuerda más vendida en el mundo para violonchelo. Las Larsen, hechas en Dinamarca, estan construidas sobre un núcleo de acero, por lo cual su sonido es brillante. Cuando aparecieron, tomaron el mercado por asalto y desbancaron del trono a las Thomastik y las PIrastro. Sin embargo, la popular combinación que con el tiempo se encontró, entre las 1ra y 2da Larsen y las 3ra y 4ta Spirocore hizo que su dominio no se perdiera del todo.

Para competir con esta tendencia, Larsen lanzó hace no mucho tiempo las Magnacore, las cuales son bastante parecidas a las Spirocore.

El set, sin embargo, es muy bueno para los solistas. Todas estas cualidades logran que Larsen se posicione como la primera marca, sin lugar a dudas, en estos tiempos que corren.

Thomastik-Infeld – Spirocore

Hechas en Austria, estas cuerdas fueron las más populares hasta la salida de las Larsen. Incluso hoy en día son consideradas el estándar, por su calidad, diseño y durabilidad. En su momento, fueron la respuesta a los nuevos instrumentos de cuerdas con más ángulo de proyección en sus mangos y en la búsqueda de volumen para los solistas. El hecho de presentar un núcleo trenzado de acero cromo hace que su sonido sea consistente a pesar de tener una respuesta entre las más rápidas.

Sus cuerdas de Tungsteno, en especial la 4ta, son las cuerdas más usadas del mundo para el rango grave del violonchelo.

Pirastro – Evah Pirazzi

Pirastro es considerada una de las mejores marcas, y estuvo siempre a la par de Thomastik en cuanto a los modelos y su popularidad. Cuando presentaron las Evah PIrazzi, tuvieron una amplia repercusión ya que competían en el mercado de las cuerdas de núcleo entrelazado y tenían un precio bastante favorable. Fueron ampliamente adoptadas, en especial para reemplazo de las Spirocore, que por aquellos días estaban relegadas por no mejorar sus modelos que ya tenían décadas de ser lanzados.

Suelen ser muy usadas en complementos de set mixtos, porque su tono bastante cálido se mezcla bien con la mayoría de los modelos de otras marcas. Muchas veces hemos visto un set con la 2da Evah Pirazzi, complementando la 1ra Larsen, en solistas internacionales.

Thomastik-Infeld – Dominant

Aunque no tan populares como su línea Spirocore, las Dominant son muy usadas por los que prefieren la sensación “blanda” de estar usando cuerdas que parecen de tripa. El núcleo es de perlón, que es un derivado del nylon. Poseen esa sonoridad de menor volumen y menos foco que tenían las de tripa, sin los inconvenientes de afinación, cambios de clima y roturas que eran las desventajas de las cuerdas hasta mediados del siglo XX.

Pirastro – Chromcor

Las chromcor siempre han sido una gran alternativa a las Spirocore, debido a su valor bastante más económico. Pero siendo distinta su fabricación, no logran el sonido rico de éstas. En su nicho, compiten con las Jargar por la popularidad entre los estudiantes. Su núcleo es un cable de acero, por lo cual pueden ser un poco chillonas en algunos instrumentos. A pesar de esto, son junto a las Jargar las cuerdas más baratas de la gama media-alta.

Pirastro – Obligato

Hechas con núcleo sintético, como las Dominant, las Obligato poseen un sonido más brillante que éstas y resultan una buena alternativa a las de acero. No tienen, sin embargo, la durabilidad de aquellas, y por lo tanto, desaniman a muchos profesionales que se inclinan por las alternativas más durables, en especial en países como el nuestro, con una economía pésima y que sólo va de mal en peor. Sin embargo, su sonido solístico ha cautivado a muchos que las han podido probar. Muy cerca están las Passione, que son un modelo que tiene similares características pero con núcleo de tripa en las cuerdas graves, lo que las encarece y no las hace más longevas, y por esto no suelen verse tanto en Argentina.

 

Pirastro – Passione

Es de tripa en las graves y de acero en las agudas. Obviamente dirigida a los usuarios de este tipo de cuerdas, que quizás toquen barroco y quieran tener un instrumento todo terreno, no compiten con las líneas de acero puro. Sin embargo, son buenas para el uso normal porque la transición entre los dos tipos de cuerdas es muy suave y casi no se nota. Su desventajas (precio y poca longevidad) hace que pocos las sigan y por lo tanto no se traen mucho a la Argentina.  Nos pareció interesante incluirlas aquí, ya que en otras partes son populares y hay gente que necesita conocerlas.
Se trató de hacer un set mixto desde el origen, cosa que seguramente será la tendencia de aquí en más en los nuevos diseños de los fabricantes.

D’Addario – Helicore

En nuestro país era representada esta marca por el fallecido Leo Viola. Son básicamente cuerdas de buen sonido bastante económicas, pero no tienen muy alta tensión. Esto hace que se sacrifique un poco el volumen, sobre todo en agudos, por lo cual son para un uso más orquestal o de cámara, o para instrumentos eléctricos, para los cuales es ideal. Los Yamaha SVC vienen provistos con este set.

Jargar

Las cuerdas que todo estudiante recibe el consejo de comprar por parte de su pofesor. Es más, muchos profesores las usan. Son brillantes, responden bien y duran bastante (no tanto como las Spirocore). Las desventajas: un poco duras, y los graves se hacen opacos en poco tiempo. Sin embargo, en relación calidad / precio son indudablemente las número uno de todas.

Prim

Si bien ya no se usan tanto como antes por los estudiantes (en su momento ganaron a las Jargar por su precio), siguen siendo una buena opción de bajo precio en cuerdas de gama media-alta. Siguen siendo preferidas de los profesores de orquesta, aunque si consiguieran un respresentante en Argentina de Fortune Strings, entre estas y las Charm, nos quedamos con las últimas. Las Prim pierden en brillo rápidamente, y las Charm no, y su duración es mucho mayor.

 

Thomastik Spirocore

Spirocore fueron las primeras cuerdas en hacerse de acero – cromo, lo que resultó ser el estandar con los años. También se presentan en otras aleaciones, con entorchados de plata – níquel y las más utilizadas, las de wolframio – tungsteno, para las 3ra y 4ta cuerdas de la mayoría de los profesionales.

Fortune Strings Charm

Diseñadas en España y fabricadas en China, estas cuerdas resultan excelentes para estudiantes y profesores de orquesta. Son durables, tienen un excelente tono y resultan agradables de tocar. Excelente alternativa europea de muy reciente lanzamiento al mercado.
RECOMENDACIÓN DE ARGENCELLO

Rotosound Cello Strings

Rotosound strings son manufacturadas en Inglaterra y usadas por una gran cantidad de cellistas en todo el mundo. Tienen bastante brillantez y son fuertes. El entorchado liso las hace cómodas para muchos.

Su ventaja es el precio!!!


Jargar Cello Strings

Las cuerdas Jargar son fabricadas en Dinamarca desde hace sesenta años, y son las preferidas de muchos por la relación calidad / precio. Tienen muy buen sonido y durabilidad.. Se presentan en varias tensiones aunque las más utilizadas son las medium. Hace poco tiempo salió una versión especial, a la cual no le encontramos tanta diferencia…marketing?


Larsen Soloist Strings

Larsen es la elección de los solistas para las primeras dos cuerdas y eso habla muy bien de ellas. EL juego que se usa casi siempre es mixto, uniéndolas a las Thomastik de tungsteno. Ahora sacaron las Magnacore, que reemplazan esta mixtura, pero aun no son ampliamente adoptadas.


Thomastik Dominand Strings

Thomastik Dominant son cuerdas de perlón, lo que significa que tienen un núcleo de un tipo de nylon, entorchado en metal. Las hay de varios tipos, pero la idea es buscar una sonoridad suave como la de la tripa y por lo tanto no acudir a ellas buscando volumen, ni que respondan muy rápido. No es su fuerte.


D’Addario Cello Strings

D’Addario’s son muy usadas por su precio razonable y su buen sonido y calidez. Responden rápido. La desventaja: su baja tensión, lo que hace que pierda volumen en los agudos.


Pirastro Evah Pirazzi Strings

Las Pirastro Evah Pirazzi  cuando aparecieron tomaron el mercado por sorpresa. Ahora quedan entre las mejores opciones para hacer un set mixto. Son durables y su calidez las hace preferidas de muchos.


Red Label Strings
Red Label son populares en todo el mundo por su precio bajo. Preferida en algunos países por los estudiantes y profesores, aquí no se las ve mucho. Una opción de precio 7 veces más bajo que las Jargar, son buenas en general para ser una cuerda de gama baja.

D’Addario Prelude

Cuerdas de estudio, las Prelude son de gama baja. Aquí se consiguen con precios absurdamente inflados. SI aparece algún juego como regalo o traído del exterior, no despreciarlo, son bastante brillantes aunque no duraderas. En el mismo nicho están las Pirastro Piranito, pero las Prelude son mejores.

Argencello

ARGENCELLO es un sitio SIN fines de lucro, por lo cual, la publicación de instrumentos en venta, gacetillas, avisos de lulthiers, casas de música y profesores, curriculums, eventos, artículos, pedidos de instrumentistas, etc. NO TIENE COSTO ALGUNO. Argencello es una web destinada a reunir a los amantes del violoncello; sean éstos estudiantes, profesionales, amateurs…

Deja un comentario