Puentes (y Clavijas)

Los puentes en blanco son una forma práctica de industrialización, ya que el trabajo de rutina requerido para producir un producto en masa (un puente en blanco) no requiere la personalización e individualidad que realmente convierte eso en un puente. Además hay cuestiones en cuanto a la dureza del grano de la madera, y su grado de sequedad, que son importantes en la calidad del sonido. También impactan en lo difícil que es trabajar con el puente, porque los más estacionados son más difíciles de trabajar, pero producen los mejores resultados en términos de sonido y capacidad de respuesta.

La madera dura y densa transmite el sonido más rápido, (de ahí el deseo de estacionar los puentes). Un “arco” más alto (con “patas” más largas) se logra al cortar la parte superior de los pies del puente en blanco hacia abajo desde la parte superior de las patas (y tallar el arco más alto). La parte inferior de las patas debe coincidir perfectamente con la tapa del instrumento. “Patas” más largas significa menos madera, lo que se traduce en una respuesta más rápida, que es la razón principal por la que los puentes belgas se han vuelto más populares; tienen “patas” más largas y menos madera en la parte superior que los puentes franceses. El grosor de la sección superior también es importante para maximizar la transmisión de sonido. Demasiado grueso, menos respuesta; demasiado delgado, propenso a combarse o romperse. Se necesitan años de experiencia para hacerlo bien de manera consistente, por lo que un buen puente generalmente es bastante caro, pero vale la pena.

Es posible que vea consejos en Internet que le sugieran que vaya a comprar un puente en blanco y tallarlo usted mismo. Esto está totalmente equivocado. Toma años de entrenamiento y práctica dominar las habilidades para tallar bien un puente e incluso reconocer un buen puente en blanco. También lograr la curva que hace que se pueda tocar es MUY difícil para quien no sabe y no lo aprendió correctamente. Varía en cada cello!!! Como el puente es un elemento vital para tener un instrumento en condiciones, no se trata de una opción. No hagas esto, salvo que quieras dedicarte a la luthería. Esto es mejor dejarlo en manos de un profesional experimentado.

Puentes francés (izq.) y belga (der.)

La variabilidad de la talla que se ve en los puentes se debe a diferentes conceptos sobre cómo lograr un mejor equilibrio de estos elementos para un instrumento en particular, aunque la mayoría de los luthiers tienen un estilo de diseño general y reconocible. Algunas personas piensan que los puentes belgas son mejores para los instrumentos de sonido más oscuro. He visto muchos puentes blancos, gruesos, de grano ancho y patas cortas hechos por personas que no están bien entrenadas en lugares que no están cerca de un luthier importante y termina arruinando el sonido de cualquier instrumento, ni hablar de dejarlos intocables, Esta es una de las razones por las cuales un instrumento de fábrica barato puede sonar bastante decente o horrible. Si alguna vez tiene la oportunidad de comparar un montón de puentes en blanco, intente colocarlos desde una distancia corta (en un plano horizontal) sobre una superficie dura, golpéelos suavemente con algún elemento duro  y compare el sonido. Un blanco seco (más oscuro) de grano más cerrado “suena” más que uno blanco suave.

Janos Starker experimentó mucho con diferentes diseños de puentes, según recuerdo. Hubo, en un momento, un puente “Starker” con una “S” en lugar de un corazón en el medio. Probó puentes en los cuales las patas tenían un hueco cónico transversal. Todos fueron experimentos, pero no cambió nunca el que usaba en los conciertos, tallado a la vieja escuela por un luthier de los mejores del mundo.

Puente deformado:
Los puentes se deforman debido a la tracción no corregida del puente provocado por la tensión de las cuerdas, ya la que lo curva. Debe preguntarle a su luthier cómo ajustar esto, es un mantenimiento básico que se debe hacer, especialmente cuando el clima cambia y necesita volver a poner a punto el instrumento, o al cambiar cuerdas. El luthier tendrá que hacer esto cuando le ponga un nuevo puente, así que será una oportunidad perfecta para que usted aprenda esta importante habilidad. Si no aprende esto, se van a deformar sus puentes siempre. Esta es una habilidad básica e importante que todo violonchelista necesita saber y ninguno enseña, salvo los buenos profesores. Tengo puentes que he mantenido durante décadas (a diferentes alturas para diferentes temporadas), y ninguno de ellos se ha deformado.

Hay muchos consejos muy malos en internet sobre cómo arreglar un puente deformado. Principalmente esto involucra vapor o agua caliente para ablandar el puente. Como el mejor puente es la madera seca y densa, debería ser obvio que tales tratamientos son malos para el sonido, porque también debilitan la estructura de la madera, haciéndola más vulnerable a la curvatura. Entonces, si quieres tener un puente que suena mal y que se tuerza con regularidad, siga estos consejos…

Sin embargo, si quieres cuidar bien tu instrumento y disfrutar de su máximo potencial de ejecución, visita a tu luthier y aprende a controlar y ajustar tu puente. O haga que lo hagan por usted. En caso de que su puente se doble un poco, puede usar calor seco para enderezarlo si no está muy deformado.

Ubicación del puente:
Las marcas  en los agujeros F deben coincidir con el centro del lateral de las patas del puente, y el lado del puente más cercano al cordal debe ser perpendicular a la parte superior (el lado más cercano al diapasón debe verse como si estuviera inclinado ligeramente hacia atrás hacia el cordal). Esto se debe a que la parte posterior del puente no está cortada y es plana, mientras que en la parte frontal es donde el puente se adelgaza con la forma adecuada, se ensancha hacia las patas y se estrecha hacia la parte superior. La pata de bajo del puente (la que está debajo de la cuerda de C) debe estar centrada sobre la barra de graves, y las patas deben colocarse de manera que estén situadas equidistantemente de los orificios F.

Cuerdas demasiado altas / bajas:
La altura de la cuerda La sobre el extremo del diapasón debe ser aproximadamente de 5.5mm, y en la cuerda C debe ser aproximadamente de 8.5mm. Con los cambios de clima, esto puede variar significativamente. Cuando pasamos de la estación seca y fría, donde la madera del instrumento está seca y en riesgo de agrietarse, a la estación húmeda y cálida, donde el instrumento se hincha con el aumento de la humedad, el cuerpo se hincha, el puente sube, haciendo las cuerdas más altas sobre el diapasón. En Buenos Aires en general siempre hay humedad, por lo cual las variaciones son menores pero el sonido es más nasal y apagado… inevitablemente, por lo cual los puentes tallados aquí pueden no ser lo mejor en otros páises o zonas más al sur o al norte de Argentina.

En las ciudades o zonas donde el cambio estacional es notorio, o en los instrumentistas que viajan mucho, la mejor manera de lidiar con esto es tener 2 puentes, uno para el verano y el otro para el invierno. Podría ahorrar algo de dinero en el corto plazo con sólo remodelar su puente en el verano, pero probablemente quede demasiado bajo el próximo otoño.

Otros cambios de verano / invierno:
A menudo experimentamos que las clavijas se vuelven difíciles de girar en el clima húmedo del verano, y se patinanr cuando el clima se vuelve frío y seco. Esto se debe a que el clavijero se hincha con la más humedad y se contrae en el clima frío y seco. Hay un tipo de clavijas que en Argentina produce Pablo Verdi, y que son semimecánicas. Estas clavijas pesan un poco más y pueden no ser del agrado de todos, pero para los estudiantes son perfectas ya que funcionan a la manera de los microafinadores. Nunca se sueltan.

Ver en Facebook Pablo Verdi

Argencello

ARGENCELLO es un sitio SIN fines de lucro, por lo cual, la publicación de instrumentos en venta, gacetillas, avisos de lulthiers, casas de música y profesores, curriculums, eventos, artículos, pedidos de instrumentistas, etc. NO TIENE COSTO ALGUNO. Argencello es una web destinada a reunir a los amantes del violoncello; sean éstos estudiantes, profesionales, amateurs…

Deja un comentario