Entrevista a Marcos Vives, joven chelista

En Argencello, siempre pensamos que darle lugar y voz  a las nuevas generaciones es primordial. Con el tiempo, el nivel del alumnado crece, y nos encontramos con gente muy joven que estudia mucho y bien. Nos alegra escuchar que uno de ellos,  se va ganando una beca, aprovechando las oportunidades que en el exterior aparecen de formarse. En nuestro país, lamentablemente, todo esfuerzo queda opacado por el mal manejo político y social. Hay mejoras, hay esfuerzos, hay inquietudes, pero es muy difícil salir de la mediocridad.

Por eso cuando nos enteramos que volvía Marcos Vives, joven y talentoso chelista que se había ido a estudiar “afuera”, nos pareció que era imprescindible hacerle una entrevista, una breve charla casi informal,  para saber de él. Y creemos haberlo conseguido:

ARGENCELLO Estuviste estudiando en el exterior. Podes contarnos que cursos hiciste, con que profesor?

MARCOS -Estuve en total ocho años afuera, siempre en Estados Unidos. Me fui originalmente becado para hacer un año de universidad sin buscar un título en la Universidad de Wisconsin-Platteville con Benjamin Shapira, lo cual se terminó extendiendo a dos años. Después de un año de vuelta en la Argentina, me volví a ir becado con una assistantship a Penn State para hacer la maestría allí con la profesora Kim Cook. Finalmente después de eso conseguí otra assistantship en la universidad de Florida State para hacer el doctorado con Greg Sauer, que lo terminé en 2013.

hiciste recitales por Pennsylvania . Que diferencias y parecidos notaste con el ambiente musical de aquí?

M -En realidad hice recitales en todos los lugares en que estuve, principalmente como parte de los programas de estudio, y también algunos independientes y de reclutamiento de futuros alumnos. En cuanto a los parecidos y diferencias la atmósfera era distinta, pero creo que sobre todo por las diferentes circunstancias; al ser en la universidad el público consistía mayormente de alumnos de música y compañeros, lo cual servía como apoyo, pero podía ser estresante de tanto en tanto. El ambiente musical de los lugares donde estuve consistía generalmente de los ensambles de la escuela de música de la universidad y la orquesta profesional local, y sin importar el lugar o el tamaño de la ciudad el público va mucho a los conciertos, lo cual es muy alentador.

Marcos Vives 2
A  Como es la vida en una universidad de Estados Unidos? Podes contarnos algo del nivel del alumnado?

M -La vida allá es bastante distinta a lo que estaba acostumbrado: el 100% del alumnado vive en el campus y los alrededores lo cual arma una comunidad muy ecléctica de alumnos de todo el país y muchos otros lugares del mundo. Uno vive y respira la universidad, teniendo clases de música, de instrumento, ensayos con orquesta y con ensambles de cámara casi constantemente. También es bastante única la experiencia por la cantidad de oportunidades que se presentan; en los dos años que estuve en Penn State por ejemplo, tocamos con nuestra orquesta en el Kimmel Center de Philadelphia y en Carnegie Hall en New York, y vinieron como invitados a tocar y/o dar masterclases muchos de los solistas y ensambles más famosos del mundo, como el cuarteto Emerson, Yo-Yo Ma, e Itzak Perlman entre muchos otros. En cierto sentido es como un ambiente musical casi idílico en el que todos están ahí por puro entusiasmo, ganas de aprender y de hacer música. El nivel del alumnado varía bastante dependiendo de la escuela y del grado en que están: En general, los alumnos más jóvenes (del Bachelor’s) tienen un nivel un poco más bajo porque todos están pagando para estudiar, y la universidad les demanda que hagan muchas materias de educación general, incluyendo matemática, literatura, etc. En muchos casos son los alumnos de los otros títulos quienes les enseñan: por ejemplo, como parte de mi assistantship yo muchas veces obraba como profesor asistente dándole clases a estos chicos más jóvenes. Los alumnos de la maestría y del doctorado por otro lado tienden a muchas veces recibir becas y están ya enfocados de lleno en la carrera musical; especialmente en la última escuela en que estuve, Florida State, el nivel era muy alto porque la escuela era muy grande y de sus tres orquestas, la mayor estaba integrada casi completamente por alumnos de la maestría y doctorado.

A  Te interesa la música contemporánea? La interpretas?

M -La música contemporánea me interesa, pero soy selectivo con lo que me gusta. Siento que hay tantos estilos diferentes dentro de esa categoría hoy en día que es difícil agruparlos todos bajo un solo nombre. He tenido la suerte de participar en el festival de música contemporánea en Florida State donde estrenamos obras de compositores de todo el mundo. En Penn State tuve la oportunidad de estrenar como solista con la orquesta la obra Water Colors para quinteto de cuerdas y orquesta de Tamar Muskal que fue encargada especialmente por la universidad, eso fue muy lindo.

A Cuales son tus planes actualmente?

M -Hace relativamente poco que volví a la Argentina, pero me gustaría mantener la diversidad de actividades musicales que aprendí a llevar durante mi tiempo en Estados Unidos. Desde que llegué tuve la alegría de ser invitado a tocar ocasionalmente en muchas orquestas de acá como la Sinfónica Nacional, la Filiberto, la Estable del Colón y la Camerata Bariloche. También hicimos un recital muy lindo en la Usina del Arte junto a Rolando Prusak y un grupo excelente de músicos con los sextetos de Tchaikovsky y Brahms. Estoy enseñando en el conservatorio de Quilmes, donde estudié desde chico, y actualmente estoy tocando en un musical “de cámara” (le llamo yo) porque somos cuatro músicos y cuatro actores/cantantes junto a Omar Calicchio y Laura Oliva en el Teatro Cervantes. Si puedo mantener este nivel de diversidad de actividades, ese sería un muy buen plan.

A Algo mas que nos quieras contar? Es el momento.

M -Buena pregunta, jaja. Aprovecho para contar algo que me entusiasma y siempre que tengo una chance lo menciono: Para mi tratado doctoral que escribí como requisito del título, decidí que la tematica sea sobre como acercar al público menos “culto” (quiero usar esa palabra con mucho cuidado), o menos entusiasta a conciertos de la música que tanto nos gusta a nosotros. Terminé haciendo énfasis en los aspectos extra musicales más que en la música misma, porque siento que el alto nivel de desempeño por si sólo, si bien es fundamental, no siempre está alcanzando para atraer a grandes audiencias. Creo que la formación de una idea más completa de como encarar la creación y realización de conciertos y recitales es fundamental, y es algo que trato de transmitir a mis alumnos y colegas cada vez que puedo.

https://www.facebook.com/marcosvcellist/

https://www.youtube.com/channel/UCTCM7LMpdPQQ91Npm4EjXtA

 

Argencello

ARGENCELLO es un sitio SIN fines de lucro, por lo cual, la publicación de instrumentos en venta, gacetillas, avisos de lulthiers, casas de música y profesores, curriculums, eventos, artículos, pedidos de instrumentistas, etc. NO TIENE COSTO ALGUNO. Argencello es una web destinada a reunir a los amantes del violoncello; sean éstos estudiantes, profesionales, amateurs…

Deja un comentario