Escalas para violoncello. Dos octavas en las cuatro primeras posiciones.

Parte 1

Por Rafael Delgado (http://www.rdelgado.com.ar)

1. A modo de introducción

A pesar de que es deseable la mayor libertad posible de los dedos de la mano izquierda respecto de los trastes imaginarios que representan las posiciones, durante los primeros años del aprendizaje del violoncello debe priorizarse la confianza en el instrumento mediante el conocimiento de la “geografía” de la tastiera en las primeras cuatro posiciones (cuando no de toda la extensión de la misma).

Por otro lado, es poco lo que se insiste habitualmente en la práctica de la improvisación con el cello. Los maestros de jazz recomiendan el dominio de las escalas en los siete modos y sus variantes alteradas para luego poder elegir las más convenientes en el momento de improvisar sobre una serie de acordes.

Es por esto que propongo la aproximación a escalas de dos octavas (y no las habituales de tres o cuatro que se encuentran en los históricos libros de técnica) utilizando las cuatro primeras posiciones, poco después de que el estudiante ha resuelto satisfactoriamente la primera posición y sus variantes , y justo en el momento en que empieza a aprender la mecánica de los cambios de posición.

Quiero destacar algunas ventajas que he observado luego de esta exploración temprana de la tastiera:

  • Comprensión de la importancia del estudio de las diferentes posiciones. La creación de una imagen mental de la relación espacial entre los principales puntos de referencia a utilizar en el cello favorece el desarrollo de la confianza en la “intuición” de la mano izquierda (oído/lóbulo temporal que piden y lóbulo frontal/mano/dedos que buscan).

 

  • Comprensión de la insuficiencia de cuarta . La insuficiencia de cuarta condiciona toda la técnica de mano izquierda en el cello ya que la cantidad máxima de grados conjuntos dentro de una escala diatónica por posición de la mano se limita a tres notas (en las posiciones inferiores prescindiendo de las cuerdas al aire y en las superiores prescindiendo del uso del pulgar). Esto facilita la posterior búsqueda y aprendizaje de los recursos que permitirán el libre desplazamiento de los dedos sobre la tastiera
  • Fijación rápida de los esquemas interválicos o configuraciones. Las escalas de dos octavas tienen quince notas, o cinco posiciones de tres notas para la mano izquierda, son auditivamente fáciles de incorporar, relativamente fáciles de ejecutar y en conclusión se memorizan rápidamente.

 

  • Se evitan notas y digitaciones no exploradas en cada tonalidad o modo. Las escalas convencionales sugieren una única digitación para cada tonalidad, quedando digitaciones posibles sin explorar. Al utilizar posiciones de 3 notas en la mano izquierda es posible explorar todas las digitaciones posibles para cada tonalidad en las cuatro primeras posiciones, lo que se ve favorecido al repetir parte del esquema de digitación cada cuatro notas. Para ser más preciso, solo se plantean tres digitaciones globales.
  • Aproximación al material para la improvisación desde las primeras experiencias con el instrumento.

 

2. Digitación de las escalas mayores y modales:

Las escalas mayores presentan la sucesión interválica 2 tonos – un semitono – 3 tonos y un semitono para alcanzar la octava. A su vez la estructura de las escalas modales se obtienen desplazando la tónica en cuestión a cualquiera de los siete grados de la escala mayor, por lo que la ejecución de las escala mayores partiendo de todos los grados resultará finalmente en el aprendizaje de todas las escalas modales.

Vale la pena recordar las escalas modales que se forman sobre cada grado de una escala mayor:

Grado

Modo

Tipo de modo

Estructura interválica

Diferencia con el modo patrón

I

Jónico (Modo mayor)

Mayor

T-T-S-T-T-T-S

Patrón de los mayores

II

Dórico

Menor

T-S-T-T-T-S-T

6to grado ­

III

Frigio

Menor

S-T-T-T-S-T-T

2do grado ¯

IV

Lidio

Mayor

T-T-T-S-T-T-S

4to grado ­

V

Mixolidio

Mayor

T-T-S-T-T-S-T

7mo grado ¯

VI

Eólico

Menor

T-S-T-T-S-T-T

Patrón de los menores

VII

Locrio

Menor

S-T-T-S-T-T-T

2do y 5to grados ¯

Si consideramos sólo tres grados conjuntos por cada disposición de la mano izquierda, para las escalas mayores y modales surgen tres patrones interválicos posibles:

  • 2 con posición cerrada.
    • Semitono – Tono: III-IV-V y VII-I-II grados: digitación 1 2 4.
    • Tono – Semitono: II-III-IV y VI-VII-I grados: digitación 1 3 4.
  • 1 con posición abierta.
    • Tono – Tono: I-II-III, IV-V-VI y V-VI-VII grados, digitación 1 x 2 4 .

La sucesión de tres grados conjuntos producirá la aparición regular del siguiente esquema de digitación:

Grados

V-VI-VII

I-II-III

IV-V-VI

VII-I-II

III-IV-V

VI-VII-I

II-III-IV

Intervalos

T – T

S -T

T – S

Configuración

Abierta
1 x 2 4

Cerrada
1 2 4

Cerrada
1 3 4

Las variantes de la primera posición, tomando como referencia el primer libro del método de Dotzauer, son primera abierta hacia el grave, primera abierta hacia el agudo, media posición y primera posición avanzada (igual a la segunda).

Recomendamos la utilización de octavas, cuartas y quintas como puntos de referencia para la afinación, tomando como notas patrón las cuerdas al aire.

Chakalov define la insuficiencia de cuarta como la imposibilidad de tocar cuatro grados conjuntos o intervalo de cuarta sin recurrir a la deslocalización de los dedos o a la configuración de octava sin pulgar.

El tipo de modo, mayor o menor se define por el intervalo de tercera formado por su primer y tercer grado.

Utilizaremos el símbolo x para representar la extensión en las primeras cuatro posiciones .

Continúa

Argencello

ARGENCELLO es un sitio SIN fines de lucro, por lo cual, la publicación de instrumentos en venta, gacetillas, avisos de lulthiers, casas de música y profesores, curriculums, eventos, artículos, pedidos de instrumentistas, etc. NO TIENE COSTO ALGUNO. Argencello es una web destinada a reunir a los amantes del violoncello; sean éstos estudiantes, profesionales, amateurs…

Deja un comentario